lunes, 6 de febrero de 2023

En dos patadas: Km 666: Desvío al infierno

Por lo de llegar a las 666 habitaciones quería que la película que la ocupara tuviera en su título ese número y, aunque en el original no se llama así, esta lo cumplía y además la tenía a mano en Amazon. Ya la había visto una vez hace años y ahora entiendo por qué no me acordaba gran cosa de la trama salvo que los cazadores de humanos usaban arco en algún momento. Cumple todos los clichés de guión, personajes e incluso del final, que te deja claro que iban a continuar con la idea, como así fue. Como mejor momento me quedo con la tensión del que se desarrolla con una cama como acompañante, la tensión y la dirección ahí están sublimes para lo que es un producto como este. En cuanto al resto, se agradece que sea corta porque no tienen que estirar las muertes y el gore más allá de lo necesario y le ayuda a mantenerte pendiente de lo que va a pasar. No hay respiro. Recuerden pensar siempre muy bien qué camino vas a escoger con el coche porque los mutantes caníbales de procedencia endogámica están al acecho en cualquier bosque estadounidense que se precie.

domingo, 5 de febrero de 2023

En dos patadas: Encuentros en la tercera fase

Como ya dije en Twitter hablando con otros cinéfilos de esta película que tenía pendiente hasta hace unas semanas, a mi el cine de extraterrestres que consiste más en el contacto con ellos que en la acción y la aventura se me suele atragantar un poco. En el caso de esta que comentamos hoy, como Spielberg es tan grande, la disfruté más de lo que esperaba y por fin conozco algo más que el fragmento de su BSO, Williams tenía que ser, que es historia del celuloide, hayas visto o no el film. Más allá de eso, la trama me resultó interesante, con muchos elementos de la conspiranoia y de los lugares comunes de las experiencias con OVNIS que relatan los testigos desde hace décadas. Lo que me chirría es la interpretación de Dreyfuss; no porque el hombre no ponga todo de su parte sino porque creo que no está a la altura de lo que necesita este papel desde mi humilde punto de vista. Lo mismo que digo eso, digo que el científico interpretado por Truffaut me pareció lo mejor de la cinta. No pasará a estar entre mis predilectas pero he saldado una deuda pendiente con ese cine que hay que ver y creo que eso es algo a valorar positivamente siempre.

sábado, 4 de febrero de 2023

En dos patadas: Devotion

No sé explicar muy bien el por qué pero siempre me ha gustado el cine bélico centrado, o con gran importancia en los combates aéreos y principalmente por ello fuimos a ver esta película tan poco promocionada. Como bien dice el póster, se desarrolla la trama en una de tantas guerras olvidadas para el común de los mortales como es la de Corea en los inicios de la Guerra fría, lo cual hace que la historia real en que se basa sea fácil de asimilar. Si hoy en día ser negro en EEUU sigue siendo un riesgo, en 1950 lo multiplicaríamos exponencialmente; sin embargo, el escuadrón en el que se integra Jesse Brown, magistralmente interpretado por Jonathan Majors, está más preocupado de que el afroamericano que acapara portadas interesadas cumpla con su función que de su color. La historia de compañerismo y amistad etre los dos protagonistas se va extendiendo al resto y la química entre Glen Powell y Majors está muy lograda. Con una acción bélica espectacular y una trama que te toca la patata es quizá más recomendable para visionar en casa, en tele grande para los momentos en el aire, que en el cine pero no defrauda. Y vean los créditos finales para entender el por qué de la frase más importante de la película: Lo más importante es esto, traemos a todos a casa.